logo1

Cataratas

cataratas

Una catarata es la pérdida de la transparencia del cristalino, que es una lente que se encuentra en el interior del ojo y cuya misión es enfocar las imágenes en la retina. Si comparamos el ojo con una cámara fotográfica, el cristalino sería una de las lentes que forman el objetivo de la misma y la catarata una situación parecida a la que ocurriría si esta lente estuviese sucia o deteriorada.

Las cataratas aparecen de forma más frecuente en la edad madura, aunque pueden existir otras causas como inflamaciones oculares, traumatismos o cambios en el metabolismo. En determinados casos puede aparecer en uno o los dos ojos de un recién nacido, denominándose catarata congénita.

¿CÓMO DETECTARLAS?

El primer síntoma de la formación de cataratas suele ser el enturbiamiento de la visión debido a cambios en la refracción, que se producen con mayor rapidez de la habitual, y que ya no es posible corregir cambiando la graduación de los cristales de las gafas. Otras alteraciones que se presentan son:

   1) Sensación de visión borrosa, que aumenta con el tiempo

   2) Deslumbramiento en ambientes con iluminación muy intensa

   3) Atenuación en el brillo y color de los objetos

   4) Facilidad repentina para leer sin gafas cuando previamente eran necesarias

   5) Cambio frecuente en la graduación de las gafas

EL ÚNICO TRATAMIENTO PARA LAS CATARATAS ES QUIRÚRGICO. La operación consiste en la extracción del cristalino opacificado (la catarata) y la colocación en su lugar de una lente intraocular que tratará de corregir los posibles defectos de refracción existentes previamente como la miopía o la hipermetropía.

LA FACOEMULSIFICACIÓN es la técnica más utilizada en la actualidad por su eficacia, seguridad y rapidez en la recuperación de la visión. Consiste en realizar una pequeña incisión en la córnea a través de la cual se absorbe la catarata y se sustituye por una lente intraocular.

La Clínica Oftalmológica Gran Canaria ha dado un paso más, convirtiéndose en uno de los primeros centros de España que utiliza el avanzado sistema MICS para la cirugía de la catarata, a través de micro incisiones de menos de 2mm. Son intervenciones relativamente cortas, unos veinte minutos, y con anestesia local o tópica (gotas). El paciente no necesita hospitalización y los resultados se aprecian inmediatamente. Lo más importante es la mejora de la calidad de vida que proporciona una operación de este tipo.

ÚLtimas noticias